Pobreza, corrupción, luz y Florentino

Información
Localidades de Galicia | 05 Septiembre 2021 | 1556 votos | Correo electrónico | Imprimir

Pobreza, corrupción, luz y FlorentinoLos políticos viven en una fiesta permanente que pagamos los ciudadanos.

Del cuento en un cuento.LA POBREZA SE INSTALA EN ESPAÑA. MIENTRAS LOS PROFESIONALES DE LA POLÍTICA VIVEN COMO MAHARAJÁS DESDE SUS COCHES, AVIONES Y DESPACHOS LUJOSOS QUE PAGAMOS TODOS

 Casta política, que despilfarra millones en chiringuitos mamandurrias buscando el origen de las manchas verdes en los lagartos o la perspectiva de género en los frigoríficos, hipotecando, robando, el futuro de la sociedad.

“Familia busca techo y trabajo tras cerrar su bar por el COVID.” Matrimonio con dos hijos, de 23 y 18 años, llevan un mes durmiendo en su coche en Armilla, Granada. Ningún ingreso, completa ruina sin casa ni negocio. Los cuatro buscan trabajo. Lucia tiene 60 años, José Luís 58, padece apnea del sueño y lleva un mes sin poder conectarse. Una jubilada vecina les da de comer, se duchan y lavan su ropa en un parque. No llegan de un país en guerra, no han saltado ilegalmente la frontera y ninguna institución ni ONG subvencionada les ayuda. Son españoles sin techo, cama, comida ni lumbre. El Estado y sus instituciones, desaparecidas. La Junta, del PP, el Ayuntamiento, del PSOE, cerrados por vacaciones. “No quedará nadie atrás”, propaganda basura del Gobierno.

No es una situación extraordinaria; son miles las familias que están en la más absoluta pobreza sin ayuda y sin que el Estado haga nada, dirigido por profesionales de la política que viven como maharajás desde sus coches, aviones y despachos lujosos que pagamos todos. Los profesionales de la política en España lo son desde muy jóvenes, buscando el cargo en su mundo sectario mientras millones de personas viven en la miseria. Conforman una élite feudal, la casta política, que despilfarra millones en chiringuitos mamandurrias buscando el origen de las manchas verdes en los lagartos o la perspectiva de género en los frigoríficos, hipotecando, robando, el futuro de la sociedad.

En España sobran sectarios, fanáticos, chiringuitos, enchufados, secuaces de la clase política viviendo con salarios inmorales que no merecen, mientras cientos de miles de personas están en colas de hambre. Falta trabajo decente. Necesitamos políticos que sean personas honradas, con capacidad de gestión acreditada y conciencia de lo que es el servicio público, no jóvenes crecidos en las juventudes de sus partidos donde han aprendido a actuar para llegar a la cúspide partidaria del poder. España necesita muchos Florentino Pérez en política que hagan lo que hace en el Real Madrid y ACS, y prescindir de la ralea de jóvenes que no han hecho nada en su vida; no han destacado en nada, hicieron trampas en sus estudios, no han trabajado, no han superado una oposición y dirigen el país como si fuera un chiringuito, su cortijo, un Estado podrido donde se cambian personas con cada relevo de gobierno, estatal, autonómico o municipal sin que cambie nada.

La ineficacia y corrupción no son patrimonio español. Afganistán es la última prueba. Los talibanes no ganaron la guerra, fue la corrupción quien derrotó a los “cruzados” de Occidente. Batallones de soldados que cobraban y no existían, soldados que existían y no cobraban, fraude electoral, narcotraficantes, señores de la guerra y corruptos elevados al Gobierno cuyo presidente huyó con 169 millones de dólares. El exministro afgano Yased Sadaat reparte comida en Leipzid, Alemania, tras abandonar el Gobierno sin robar. Dice que sus compañeros de Gabinete hicieron negocios y se enriquecieron.

En España nos roban corruptos… y también legalmente. ¿Qué Estado permite que un servicio esencial como la electricidad esté a un precio que millones de personas no pueden pagar? Hay adultos, niños y ancianos viviendo en condiciones inhumanas a más de 40 grados en verano y a menos de 0 en invierno (“Nadie quedará atrás”). Precisamos políticos honrados con capacidad de gestión, más florentinos y margaritas y menos pedros, pablos y bertomeus derrochando en pompa, boato, nepotismo y latrocinio lo que pagarán nuestros hijos, nietos y biznietos. Exigimos menos políticos basura. Necesitamos más políticos honrados. Queremos más trabajo digno, más derechos y libertades, más España.

social youtube xornalgalicia   feed-image